Renting para particulares vs compra de un coche

Los factores económicos y las  gestiones para comprar y mantener un vehículo, son las principales razones que hacen inclinar la balanza hacia el renting para particulares. Esta alternativa para la movilidad está en alza, y si bien era  una opción muy empleada por autónomos y empresas, ahora son los  particulares quienes se han sumado a esta tendencia. Pero, ¿realmente supone un ahorro optar por un vehículo de renting en lugar de comprarlo?

 

Sopesando pros y contras

La compra de un vehículo normalmente comporta un gran desembolso, y a menudo el coche se utiliza poco: solamente los fines de semana. En el caso de  optar, por ejemplo, por un renting flexible, únicamente hay que pagar el tiempo que se usa el el coche, y se puede devolver cuando se quiera.

Otro gasto importante que comporta la compra de un coche es su mantenimiento. Sin embargo, si el vehículo es de renting, quien paga estos gastos es la empresa,  ya que los impuestos y el seguro están incluídos en la cuota del renting mensual. Pero si es un vehículo en propiedad, es su propietario quien deberá hacer frente a la totalidad íntegra del mantenimiento cada vez que corresponda. 

 

 

Las ventajas del renting para particulares

 

  • Su precio: el precio del renting depende del tipo de vehículo, el periodo de contratación estipulado o los kilómetros anuales que se realicen. Hay  varias modalidades de renting, y por lo tanto, las cuotas pueden variar, por lo que hay que valorar el coste total que más interese asumir. 

 

  • El mantenimiento del vehículo: los gastos derivados del mismo corren a cargo de la empresa de renting.  Esto significa que cualquier tipo de imprevisto  que surja, no supone ningún problema para el titular del contrato, que no desembolsará absolutamente nada. 


  • Sin tramitación ni pago de impuestos. La persona usuaria del vehículo se evita realizar la gestión y tener que pagar impuestos  como el de circulación. Como el propietario real del vehículo es la empresa de renting, será ella quien deberá hacerse cargo de estas gestiones. 


  • Precio del seguro incluído: está incluido en el coste del renting, por lo que el usuario se puede despreocupar de hacer frente a este gasto. Estos tipos de seguros, como los que realiza RetingVivo, incluyen daños a  terceros y seguro de ocupantes, así como daños propios por accidente, robo e incendio.

 

  • Poder renovar el vehículo: al acabar el contrato de renting,  el usuario tiene la posibilidad de cambiar de coche,   evitándose lo gastos que ello le supondría si fuera un vehículo en propiedad. Si  el  renting es flexible, la  finalización  del contrato puede tener lugar en cualquier momento después  de que haya pasado el periodo mínimo establecido.

 

 

En resumen,  para saber qué es más rentable en cada caso,  si el renting o la compra de un coche particular, hay que estudiar los todos los factores que conllevará el uso y mantenimiento del vehículo en cuestión.  

En RentinVivo, además de  renting para empresas y autónomos,  te ofrecemos el mejor servicio de renting de vehículos para particulares, para disfrutar del coche que necesitas con las mejores condiciones. Y olvídate  de los gastos, la  responsabilidad y los imprevistos  a los  que hay que hacer frente  al comprar  un vehículo en propiedad.

Conocer nuestras ventajas en  renting, contacta ahora con nuestro equipo y solicita la información  que necesites.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>