Renting fijo VS Renting Flexible

El mundo del motor está repleto de anglicismos. Renting es una de esas palabras, pero no te preocupes aquí está RentingVivo para resolver todas las dudas que puedas tener. Hoy concretamente nos vamos a centrar en las diferencias que existen entre el renting fijo y el renting flexible. Cuál de ellos se presta a ser la mejor elección según el caso que se requiere. Para comenzar un renting de coches no es más que un contrato de alquiler de un vehículo a largo plazo.

El usuario no se considera nunca el propietario del vehículo, solo el inquilino de un bien durante un período determinado. Este sistema de alquiler incluye todo lo referente al proceso de compra de un coche (matriculación, seguro…). Además, incorpora todos los gastos de mantenimiento, revisiones, impuestos, posibles averías, neumáticos, etc. Entre las ventajas que ofrece un renting se encuentran las siguientes:

  • Ventajas fiscales, ya que el alquiler está considerado como un gasto y no como una inversión.
  • Al ser una cuota fija mensual, averías, mantenimiento, impuestos, o cualquier otro imprevisto ya están incluidos en el contrato y en la cuota. De esta manera los gastos  del usuario están mucho más planificados.
  • Permite adaptarse a las necesidades de las flotas de empresas.
  • Las empresas de renting nos encargamos de gestionar todo lo referente al vehículo. Esto supone para nuestros clientes no tener que invertir tiempo en gestionar mantenimientos, averías, etc. porque lo hacemos nosotros.

Una vez tenemos claro que es el renting y que beneficios aporta debemos saber que este se divide en dos tipos. Por un lado, está el renting fijo y por otro, el renting flexible. Vamos a conocerlos.

 

 

 

Renting fijo

Este tipo de renting, también conocido como renting tradicional, es el que más se utiliza. Con esta modalidad la empresa que lo contrata no es propietaria del vehículo. De esta manera puede contar con el mismo como parte del pasivo en el balance anual sin tener que asumir previamente el coste de la compra. Entre las principales características del renting fijo son las siguientes.

  • Reducción de trámites. La compañía de Renting se encarga de todos los trámites relacionados con los vehículos alquilados, como el seguro, los impuestos, el mantenimiento, etc. También se suele proporcionar al cliente información sobre gastos de movilidad, control del consumo de combustible por vehículo y conductor…
  • Todo está controlado. Al tener un solo proveedor de vehículos se cuenta con información que permite tomar decisiones para optimizar la flota.
  • Gastos fijos. Las cuotas de renting fijo tal y como indica la palabra son fijas, se marcan en el contrato. La estabilidad que ofrece la cuota permite a la empresa una previsión y control mucho más exacta.
  • Renovación de automóviles. Contratar vehículos de renting en vez de comprarlos permite renovar la flota más a menudo.

Aproximadamente el ahorro que ofrece el renting fijo frente a la compra es de entre un 12 y un 14% 

 

Renting flexible

Este tipo de renting permite disponer de una mayor flexibilidad. Es decir, el contrato  firmado entre el cliente y la empresa de renting es más flexible. El contrato es mucho más tolerante a la hora de modificar el número de kilómetros permitidos y/o el tiempo de uso del vehículo. El Renting flexible dispone de todas las ventajas del renting fijo y algunas añadidas más, como por ejemplo;

  • Accesibilidad. Como se trata de vehículos en stock siempre hay disponibilidad para alquilar. Sea el momento que sea si se necesita cambiar un vehículo por otro tendrá disponibilidad de entrega inmediata. Si por algún motivo no pudiera ser inmediata se pueden ofrecer vehículos de preentrega de forma gratuita.
  • Permisividad. Los contratos de renting flexible admiten solicitar, cambiar o devolver vehículos en cualquier momento sin ningún tipo de penalización.
  • Flota nueva. El hecho de poder trabajar con vehículos en stock hace posible disponer de más automóviles ofertados con la mejor eficiencia y tecnología.
  • Asequible. La flexibilidad de este tipo de contrato está especialmente dirigido a empresas cuyas necesidades de trabajo van variando a lo largo del tiempo.

 

 

 

A qué tipos de empresas va dirigido cada uno de los renting

El renting en general está diseñado para adaptarse a las necesidades de todo tipo de negocio. Aun así hay empresas para las que es más apropiado uno u otro.

Renting flexible

  • Negocios con volumen de actividad en determinados periodos del año.
  • Empresas con dificultades para acceder a otras vías de financiación y necesitan un compromiso a medio y/o largo plazo.
  • Proyectos en los que la viabilidad no se puede predecir.
  • Negocios con volumen de trabajo inestable.
  • Empresas en crecimiento a las que proveer de manera rápida vehículos para desempeñar su actividad.

Renting fijo

El renting fijo está más orientado hacia empresas que cuentan con una estabilidad y un volumen de trabajo constante. 

Si estás pensado en hacer un contrato de renting en RentingVivo podemos orientarte para conocer cuál de ellos sería el más apropiado para tu negocio.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>